Programas Musinnova - Iniciación instrumental

Iniciación instrumental

(+ de 6 años)

Tocar un instrumento de manera natural y divertida

A partir de 6 años comienza la iniciación instrumental con Musinnova (para más información, consulta: ¿Cuál es la edad ideal para aprender a tocar un instrumento?)

La enseñanza instrumental es más específica y necesita mayor atención individual, por eso las clases de nuestro programa de iniciación instrumental son clases reducidas.

Cualquier instrumento es perfecto, lo importante es hacer música y disfrutar haciéndola. Con Musinnova puedes elegir entre una gran variedad de instrumentos: Violín, Oboe, Clarinete, Violonchelo, Piano, Guitarra, Flauta,…y otros muchos más. Sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros.

De la práctica a la teoría

En el programa de iniciación instrumental nuestros alumnos aprenden primero a interpretar un instrumento y luego a leer, al igual que primero aprendemos a hablar que a leer. Por eso, las clases de lenguaje musical las integramos en las clases instrumentales y ambas enseñanzas se desarrollan conjuntamente. Es la manera más natural de aprender tanto el instrumento como el lenguaje musical. De la práctica a la teoría.

A clase con papá/mamá

Seguro que siempre has querido aprender a tocar un instrumento y también consideras que sería importante que lo haga tu hijo/a. ¿Qué te parece si os apuntáis los dos a clase de música?. En vez de esperar a que tu hijo termine la clase o esperar a encontrar tiempo libre para apuntarte, ahora podéis aprender los dos a tocar un instrumento en un mismo horario.

Los conocimientos que aprendas en el programa de iniciación instrumental podrás utilizarlos para ayudar a tu hijo/a a seguir estudiando  y practicando en casa. Compartiréis una gran  experiencia que fomentará vínculos afectivos, estéticos y sensoriales, a parte de todos los beneficios inherentes a la práctica de la música.

Beneficios de tocar un instrumento musical

Un instrumento musical, realmente, es una herramienta muy útil para lograr el desarrollo integral de toda persona y potenciarla tanto en creatividad como en la salud mental y hasta orgánica. Practicar de forma habitual mejora las habilidades del lenguaje, la memoria, la conducta o la inteligencia espacial.

La práctica de tocar mejora el estado anímico de los niños y su relación con los demás. En el terreno individual, tocar un instrumento convierte a quien lo hace en una persona metódica que cuida los detalles, planifica bien las tareas y tiene mucha capacidad de atención. Esta conducta puede trasladarse a la labor propia del estudiante,a quien se exige calidad y resultados. Todos estos aspectos los trabajamos en el programa de iniciación instrumental en todas sus fases.

La música es un medio de expresión y una consecuencia de ello es una buena autoestima. Enseña a los jóvenes a vencer el miedo y asumir riesgos, aporta seguridad y autoconfianza. Si se forma parte de una orquesta o grupo, la práctica mejora el trabajo en equipo y la disciplina: para que una orquesta suene bien, el conjunto debe trabajar en armonía. Favorece el compromiso para aprender, asistir a los ensayos y practicar en casa.

Aprender a tocar cualquier instrumento mejora la vida en general.

¿Quieres saber más?